Voces

Friday 19 Apr 2024 | Actualizado a 13:33 PM

El trotskismo del magisterio

/ 21 de marzo de 2023 / 01:02

En Latinoamérica la influencia del pensamiento de León Trotsky fue innegable en países como Argentina, Chile, Brasil, México y Bolivia. Autores como Hernán Camarero, Alicia Rojo, Andrey Schelchkov, Carlos Prado, Marcio Lauria Monteiro reseñan e ilustran sobre la importancia filosófica e ideológica en los movimientos populares y sobre todo partidos de izquierda latinoamericanos. En Bolivia el más influenciado por el trotskismo sin lugar a dudas fue el Partido Obrero Revolucionario (POR), aún existente con algunos octogenarios.

Lamentablemente la revolución permanente enarbolada por Trotsky encontró a algunos malos estudiosos de su pensamiento, que más allá de reivindicar su legado degeneraron su filosofía. Ciertos dirigentes dinosauros del magisterio ejemplifican esa situación. Existe una frase de León Trotsky que califica a la perfección a esos dirigentes del magisterio: “Quien se arrodilla ante el hecho consumado es incapaz de enfrentar el porvenir”; precisamente fueron esos mismos dirigentes del magisterio que hoy protestan contra la nueva currícula escolar quienes se arrodillaron ante los principales actores políticos del golpismo en 2019.

Fueron los dirigentes trotskistas del magisterio quienes fomentaron y patrocinaron la ruptura del orden constitucional en noviembre de 2019. La historia no se puede ocultar ya que queda registrada en la memoria colectiva. Así, los dirigentes del magisterio René Pardo, José Luis Álvarez, Leandro Mamani, entre otros hoy devenidos a “revolucionarios petardistas por la educación”, no tuvieron ningún problema en apoyar a Marco Pumari en sus protestas y pronunciamientos antidemocráticos de 2019. De lo último mencionado existe innumerable registro fotográfico en diarios de circulación nacional como también en redes sociales.

Durante el gobierno ilegal, inconstitucional e ilegítimo de Jeanine Áñez, el magisterio que hoy protesta contra la enseñanza de educación sexual, historia contemporánea de Bolivia, ajedrez y robótica cogobernaron con ese régimen. No solo lo respaldaron, sino que durante los 11 meses de duración no salieron a protestar ni una sola vez; ni en solidaridad a los muertos y heridos de Sacaba y Senkata.

Si León Trotsky aún viviera mandaría él en persona a los gulags a todos esos dirigentes enemigos del desarrollo revolucionario de la historia y de las nuevas generaciones. Puesto que los dirigentes del magisterio anteriormente mencionados son la degeneración del magisterio que avergüenzan a todos los buenos maestros y maestras que sí se preocupan por su formación en pos de seguir formando con calidad, eficacia y eficiencia a las futuras generaciones.

Lamentablemente la actual dirigencia del magisterio está fuertemente ligada a los intereses protofascistas de la derecha nacional, y además orgullosa de ello.

Más allá de todo, es menester salvar muy honrosas excepciones de maestros y maestras comprometidos con la educación de calidad de nuestros niños, niñas y adolescentes, que no solo son el futuro de Bolivia, sino también el presente. Niñez y juventud hoy violentada en su derecho constitucional del acceso a una educación de calidad. Para el trotskismo degenerado del magisterio todo cuenta y todo sirve, menos ponerse a pensar en el perjuicio diario de las y los estudiantes. La pericia en la administración de petardos y su acústica, además de las creativas canciones de protesta no compensarán el perjuicio académico que se sigue acumulando ante la negativa de acudir al diálogo por parte del sector movilizado.

Gabriel Villalba Pérez es abogado y analista político.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

La constitución de todos los perdedores

La propuesta de una nueva constituyente genera cuestionamientos de forma, fondo y protagonistas.

Gonzalo Sánchez de Lozada

/ 25 de junio de 2023 / 06:26

DIBUJO LIBRE

Con evidente rimbombancia, sobre todo mediática, y especialmente en los círculos de opinólogos detractores del proceso de cambio, se ha abrazado la denominada “Constitución de Todos” del ex dignatario de Estado y actual prófugo de la justicia boliviana, Gonzalo Sánchez de Lozada de 92 años de edad. El personaje en cuestión es denominado por muchos como el padre del neoliberalismo en Bolivia, fiel defensor de los procesos de privatización y capitalización desarrollados en nuestro país; además de reconocido por la implementación del impuesto al salario y sobre todo por la represión con muertos y heridos en la denominada Guerra del Gas del 2003; suceso que terminó con su fuga hacia Estados Unidos de Norteamérica. Esta fuga en sí fue casi propia de una película hollywoodense, escapando en una ambulancia para despistar a la multitud, después en helicóptero y posteriormente en avión por vuelo directo hasta EEUU, donde aún reside con todas las comunidades de un ciudadano norteamericano al contar también con esa nacionalidad.

La propuesta constitucional de Goni es claramente la antítesis del Estado Social Democrático y Constitucional de Derecho construido por toda una nueva corriente de neo constitucionalismo latinoamericano. La “Constitución de Todos” es la antítesis del paradigma plurinacional. Sin embargo, encuentra sintonía con la propuesta de Tercera República de Germán Gutiérrez, Agustín Zambrana, Virginio Lema, Amilcar Barral y Williams Bascopé. Estos personajes encuentran en la propuesta de Gonzalo Sánchez de Lozada el correlato a su animadversión al Estado Plurinacional, a la construcción de los significantes del Estado Plurinacional; y en sí a su añoranza de los viejos valores republicanos coloniales de carácter clasista, incluso racista y discriminatorio.

Esta suerte de neo-neoliberalismo tuvo su punto más álgido de demostración de sus postulados durante el gobierno ilegal, inconstitucional e ilegítimo de Jeanine Añez con el Decreto Supremo 4272 de 23 de junio de 2020. El espíritu de ese Decreto Supremo, del cual se cumplen ya 3 años, planteaba el regreso al sistema de privatizaciones de los servicios básicos fundamentales como el agua, energía eléctrica, educación, telecomunicaciones; servicios básicos previstos en la actual constitución como derechos humanos fundamentales. Este Decreto Supremo pretendía ser el nuevo 21060. Se planteaba anular todos los programas sociales solidarios. Con la denominación de “Programa Nacional de Reactivación del Empleo” se crearon cuatro fondos de garantía para los cuales se realizó una inversión de 2.671 millones de dólares, sin embargo, sólo 15 millones fueron destinados a la preservación de empleos, 17 millones se destinaron a microempresas y el resto, 2.639 millones de dólares, fueron destinados única y exclusivamente a empresas privadas del país.

En esta construcción de enfrentamiento al Estado Plurinacional con los valores del viejo Estado Republicano participaron, desde Estados Unidos de Norteamérica, Carlos Sánchez Berzaín y Manfred Reyes Villa, actual alcalde de Cochabamba. Estos dos últimos personajes tienen una profunda relación y coincidencia en los planos discursivo, político, ideológico y programático con la propuesta “Constitución de Todos”, al igual que los principales referentes del antimasismo: Carlos Mesa, Amparo Carvajal y Luis Fernando Camacho. Éste último incluso planteó un nuevo proceso constituyente en pos de un Estado Federal.

Goni no es sólo Goni, es el ideólogo y padrino de todo el bloque neoneoliberal de Bolivia. Aglutina bajo su propuesta a todos los detractores del Estado Plurinacional. En su “Constitución de Todos” Goni plantea “Restituir la República” y se ve a sí mismo y su bloque como los sucesores de lo que llama “padres fundadores”. En su artículo 2° señala que “La soberanía reside en el pueblo; es inalienable e imprescriptible; su ejercicio está delegado a los poderes Legislativo, Ejecutivo, Judicial y Electoral y no se ejerce de manera directa ni por medio de referendos”. Los artículos inherentes a los derechos civiles y políticos son propios de las primeras constituciones de Francia y EEUU, del constitucionalismo clásico de primera generación. En el artículo 66° de su proyecto de Constitución, referido a las atribuciones presidenciales, Goni plantea: “(…) Es designado por dos tercios de votos del total de los miembros del Congreso de la República, por un mandato de diez años improrrogable”. Retrotrayéndose a la vieja práctica de la democracia pactada. Goni plantea una institución propia del mundo anglosajón, la del Primer Ministro, como personificación del “poder” ejecutivo. Menciona en su artículo 74° “designado a propuesta del Presidente de la República y por mayoría absoluta del total de miembros del Congreso”. Con relación al ámbito departamental se plantea en el articulo 93°: “La administración departamental es parte del Poder Ejecutivo y está a cargo de un Gobernador designado por el Primer Ministro”. Volviendo nuevamente al régimen de gobernadores puestos a dedo por el ejecutivo e irrespetando la conquista del sufragio universal para la elección de autoridades subnacionales. Con la propuesta de Goni los alcaldes también dejarían de ser electos por voto popular y pasarían a ser electos por los concejales; según el numeral 6 del artículo 95°: “El alcalde es elegido por mayoría absoluta de votos válidos del Concejo de acuerdo a los procedimientos de selección que determine su Carta Orgánica.”

También puede leer: Las oposiciones y la luz al final del túnel

Con relación al nuevo régimen económico el numeral 2 del artículo 138° abiertamente refiere: “Los servicios públicos se prestan en base a contratos, concesiones o adjudicaciones a personas privadas o empresas en las condiciones reguladas por ley”. Sobre la salud también abre la posibilidad de su masiva privatización en su articulo 154°: “La gestión de los servicios públicos de salud y seguridad social es ejercida directamente por el Estado a través de los Gobiernos Departamentales y/o de los Gobiernos Municipales, o por concesiones o contratos a empresas o personas privadas (…)”.

La propuesta de reforma constitucional de Goni viene a ser la constitución de todos los perdedores electorales, toda la casta neo-neoliberal que de una forma o de otra, en este o en otro tiempo, fueron derrotados política e ideológicamente por el MAS-IPSP y de su proyecto constitucional. La propuesta de Goni se enmarca en el constitucionalismo clásico de primera generación bajo la lógica clásica y ya superada del Estado de Derecho, arcaico dispositivo superado modernamente por el Estado Social Democrático y Constitucional de Derecho cuyo cimiento es nuestra actual Constitución Política del Estado.

(*)Gabriel Villalba es abogado y analista político

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Evo, el anteo moderno

Apología de la trayectoria de Evo Morales, de su relación con la tierra, con la Pachamama.

El expresidente Evo Morales apunta ahora a la subvención de combustibles.

Por Gabriel Villalba Pérez

/ 23 de abril de 2023 / 06:18

DIBUJO LIBRE

Cuenta la mitología griega que Anteo era el temible gigante hijo de Poseidón y Gea, la diosa de la tierra. Es más conocido por La Divina Comedia de Dante Alighieri, donde se cuenta que Anteo es quien resguarda el noveno y último círculo del infierno, destinado a los traidores.

El gigante Anteo se caracterizaba por ganar siempre todas y cada una de sus batallas, ya que cada vez que era atacado y caía, tocando la tierra recobraba todas sus fuerzas, por la ayuda de su madre, Gea, que en nuestra cultura vendría a ser la Pachamama. Mientras más atacado y más caídas tenía Anteo, se convertía cada vez más poderoso y, por lo tanto, invencible para sus rivales.

Al igual que el gigante Anteo, Evo Morales se fue convirtiendo en un líder histórico para los pueblos de Latinoamérica y el mundo con cada una de sus caídas, que lo convirtieron invencible. Dado por muerto por las fuerzas de ocupación de la DEA en el Chapare boliviano, encarcelado por los gobiernos neoliberales, supo sobreponerse a cada una de sus caídas como dirigente sindical, como líder social, como Presidente y como figura política icónica regional y mundial. Lo cierto es que mientras más se ataca a Evo Morales, más se lo posiciona en la palestra mediática y política del país.

Cuando se lo quería eliminar físicamente, en sus tiempos de dirigente cocalero, burló a la muerte, quizás al igual que Anteo, con la ayuda de su madre, la Pachamama. En aquel tiempo el movimiento cocalero fue protagonista de las grandes transformaciones sociales y reivindicativas en el país. Cuando los gobiernos neoliberales decidieron callarlo, encarcelándolo, fue cuando su figura trascendió el ámbito local para convertirse en una figura política con preponderancia mundial.

De candidato para las elecciones de 2005, cada caída de Evo fue una victoria para reivindicar lo nacional, popular, obrero, campesino por sobre lo oligárquico conservador, republicano. Aquella elección, muy disputada y caracterizada por la constante guerra sucia y ataque a la figura de Evo Morales, fue ganada por el MAS-IPSP con 54% de los votos. Por primera vez la entonces Corte Nacional Electoral emitía una credencial presidencial por victoria electoral en las urnas, sin la necesidad de pactos, coaliciones o megacoaliciones en el Parlamento.

En 2008 hubo un referéndum revocatorio de mandato para todas las autoridades electas. Evo fue ratificado con 67% de los votos. Tras otras batallas y múltiples caídas durante el proceso constituyente, Evo, el Anteo moderno, logró la aprobación de la nueva Constitución con 64% de los votos en 2009. En las siguientes elecciones, 2014, Morales conquistó 63% del electorado boliviano.

En las controvertidas elecciones de 2019, cuando se acusaba al MAS de un supuesto “mega fraude electoral” (mismo que hasta hoy no se ha comprobado, y que en todo caso fue descartado a nivel nacional e internacional con la verificación acta por acta realizada por la Procuraduría General del Estado), Evo sufre un nuevo ataque contra su vida y legado, con la ruptura del orden constitucional vía golpe de Estado, que encumbró de manera ilegal en el poder a la señora Jeanine Áñez, inconstitucional e ilegítima. La Pachamama, que en la mitología griega era conocida como Gea, diosa de la tierra, se encargó de devolver a su hijo predilecto nuevamente a los principales escenarios de la política nacional y mundial, limpiando su nombre con la victoria electoral del MAS-IPSP en 2020 con más del 55% de los votos.

También puede leer: La letra chica del debate sobre el ‘fraude’

Con cada ataque externo e interno, Evo, al igual que Anteo, se hace cada vez más fuerte e invencible en términos de liderazgo político, experiencia sindical, mejor estatista de la historia política contemporánea de Bolivia, articulador de los movimientos sociales y personificación del sujeto histórico y político, el indígena originario campesino. Evo tiene la cualidad, como lo ha demostrado su vasta experiencia presidencial y sindical, de reavivar a las bases del movimiento nacional popular.

Al igual que Anteo, Evo podría construir, metafóricamente hablando, un templo con los cráneos de todos los que ha derrotado, hoy por hoy cadáveres políticos.

Si Anteo, en la Divina Comedia resguardaba el noveno y último círculo del infierno, destinado a los traidores, Evo resguarda el infierno político destinado para los traidores del Movimiento Al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos, MAS-IPSP.

 (*)Gabriel Villalba es politólogo.

Comparte y opina: