Saturday 11 May 2024 | Actualizado a 19:32 PM

Édgar Soliz: ‘Gran parte de la historia la han escrito escritores homosexuales’

‘Gran parte de la historia la han escrito escritores homosexuales’‘Sarcoma’ es el segundo libro del escritor, activista y radialista que explora el homoerotismo.

/ 30 de mayo de 2018 / 11:27

El baño del mercado Lanza”, respondió el escritor y activista orureño Édgar Soliz, quien se define como “cholo, pobre y maricón”. Allí eligió hacer la sesión de fotos para Tendencias el ganador del segundo lugar del XLIV Concurso Municipal de Literatura Franz Tamayo de 2017 en su apartado de poesía por Sarcoma, pues es desde estos rincones íntimos y simbólicos de la ciudad desde los que ha hecho de las letras un espacio de activismo y reflexión.

— Sarcoma es su segundo libro de poesía. ¿Cómo surgió?

— De la incertidumbre y el miedo. El estar en constante “periodo ventana” por esos deslices sexuales a los que uno se expone por el placer y el miedo a recoger esa prueba rápida que marca con cruces la vida misma, quizá por eso siempre dilataba estas pruebas cuando pensaba haberlo asumido del todo. La idea era nombrar, mediante el lenguaje poético, ese miedo y esa incertidumbre. Escribir desde una voz poética en ausencia que narra su condición errática en una ciudad, sanatorio, cuerpo, poema, memoria que lo determina a medida que avanza y lo habita. Situarse desde esa voz para (d)escribir el cuerpo que va carcomiéndose en el lenguaje, porque en poesía el lenguaje lo es todo. Por otro lado, Sarcoma es un diálogo con la tradición literaria homosexual. Pienso que es difícil desentenderse del Loco afán, crónicas del sidario de Pedro Lemebel, la grandiosa novela El color del verano de Reinaldo Arenas o Salón de belleza de Mario Bellatin entre otros, en esa medida yo creo que en literatura nadie descubre nada, lo que uno hace es reescribir a partir de influencias literarias, en mi caso escritores maricas que escriben desde la disidencia sexual. Por eso pienso que esta tradición es escuela obligatoria para instalar una voz homosexual en la poesía o la narrativa.

— ¿Es partidario de una literatura de mujeres, de maricas?

— La academia nos enseña que en literatura no hay etiquetas, que una literatura comprometida social o políticamente con determinada colectividad no es literatura. Yo pienso que la literatura de maricas siempre ha existido y ha logrado posicionarse como literatura universal, porque además de una subjetividad homosexual se trabaja la forma, el lenguaje, los temas, etc. Pienso en la obra de Federico García Lorca, Rimbaud, Verlaine, etc., que se lee con carácter universal y desde lo literario, pero casi siempre se omite que estos autores eran maricas, ¡bien maricas!, claro, para la academia literaria eso no es trascendente. Eduardo Mendicuti, escritor homosexual español, decía al respecto que “la historia oficial de la literatura ha sido mayoritariamente occidental, blanca, masculina y heterosexual” y creo que es momento de develar que gran parte de esa historia la han escrito los escritores homosexuales. Aun así la historia literaria sigue siendo masculina y creo que la literatura de mujeres, que sigue dando lucha para posicionarse como tal, ha abierto campo a las enunciaciones maricas, indígenas, etc.

— ¿Existe una propuesta sólida de literatura marica en Bolivia?

— Cuando yo hablo de literatura homosexual siempre me remonto a los primeros autores que narran experiencias homosexuales de sus personajes en sus novelas, tal es el caso de Narciso Lima Achá, que vive un idilio amoroso con Ellbruz en su viaje a Europa. La homosexualidad del personaje se pone en tensión a través del conflicto de clase social, el amor y el erotismo. Hay que tener una subjetividad bien marica para escribir un libro así, yo celebro la novela Los papeles de Narciso Lima Achá de Jaime Saenz y la leo compartiendo esa subjetividad. Como esta novela hay muchas otras, instaladas en la historia oficial de la literatura boliviana, con presencia de personajes trans, maricas y tortilleras. Pero algo que destacar son las crónicas de Víctor Hugo Viscarra que coloca al personaje homosexual en la calle o en un recinto carcelario, al borde de la muerte en su búsqueda constante de placer y que, por ello, perece como un cuerpo enfermo del que todos los heterosexuales beben. Ya entrando en el 2000 la literatura homosexual, además de obra, genera una enunciación políticamente comprometida con la lucha de las diversidades. Mujeres Creando, Edson Hurtado, David Aruquipa, entre otros y otras, han trabajado libros, en formato de crónica, ensayo, investigaciones, etc., importantes que están escribiendo la historia de nuestras literaturas. En la actualidad hay escrituras que están tomando plataformas virtuales para posicionarse desde su enunciación marica, jóvenes que escriben en sus redes sociales relatos, ensayos, opiniones con carácter literario que están dando mucho de qué hablar. Por lo tanto hay una propuesta de literatura marica no sólida que ha estado recorriendo camino, la idea es desviarse, desviarse también de ese camino.

— El erotismo y las preferencias sexuales son detonantes de la producción artística, ¿cómo las aborda?

— Hay que sacarlas del lugar común y conflictuarlas en la escritura. No es suficiente con asumir una posición enunciativa marica, no lo es. Hay que trabajar una propuesta desde la forma, el lenguaje y la propuesta temática. En Eucaristicón trato de trabajar el erotismo desde la imagen de la eucaristía, desde esa imagen erótica del cuerpo que se come a otro cuerpo, para plantear el affaire de estos hombres que desbordan sus sexos y sus cuerpos en esta ceremonia. En Sarcoma la erótica está ligada a las preferencias sexuales, pero aquí el cuerpo enfermo, al que se le niega toda posibilidad de placer y erotismo, es el detonante de este juego libidinoso. Hay que reinventar el erotismo para estos cuerpos despojados de erótica que sucumben, aun así, en el beso de negro o la lluvia dorada. Por otro lado, con el tema de las preferencias sexuales, es necesario (d)escribirlas no como otra norma sino como la posibilidad total del placer, aun si con ello se renuncie a lo homosexual y lo heterosexual porque lo que aquí importa es el goce que habita en la carcoma.

— Una acción del Movimiento Maricas Bolivia ha marcado el imaginario paceño, los dos hombres vestidos de negro con aguayos y dándose besos en la ciudad. ¿Cuáles han sido las repercusiones de esta acción?

— Ha generado mayor visibilidad para la posición que manejamos como Movimiento Maricas Bolivia, una suerte de alianzas con compañeros de Perú, Chile, Argentina y México que han reproducido nuestras fotos y textos. Esta complicidad marica nos permite mirarnos entre maricas latinoamericanas para retroalimentar nuestros trabajos, una suerte de aquelarre marica que cada vez va generando más adeptos. Pero la repercusión más importante creo que fue la que se generó en redes sociales, es decir develar la paranoica homofóbica de una colectividad heterosexual que es capaz de sancionar, insultar y amenazar de libre albedrío. Cuando realizamos la acción por el centro de la ciudad la reacción de las personas era casi indiferente, salvo unos cuantos sujetos que nos gritaban maricones o madres que les tapaban los ojos a sus niños y niñas o personas que nos miraban desafiantes por el atrevimiento de besarnos en plena plaza pública. Pero cuando subimos las fotos a Facebook no pudimos controlar el hecho de que se hagan virales y tampoco pudimos controlar ese ataque homofóbico que venía de mujeres, hombres, jóvenes, adultos, indígenas, etc. Se nos acusaba desde ser el “dragón de Sodoma” que iba a propiciar la hecatombe mundial hasta “morirnos en el juicio final” por el atrevimiento de usar los aguayos de “su cultura”. Creo que esa fue la repercusión más importante, develar la homofobia social como norma de la sociedad heterosexual que no ha cambiado a pesar de existir normas, leyes, ordenanzas municipales en favor de las y los homosexuales. Como paradoja, al final de ese mes se realizaba el desfile del orgullo gay donde la misma gente que amenazaba con lincharnos, salía a aplaudir a los homosexuales en las calles porque solo desfilan una vez al año.

— El Movimiento Maricas Bolivia tiene una fuerte voz militante y comprometida. ¿Cómo asume su rol de comunicador?

— Creo que cada uno debe hacerse cargo de lo que le ha tocado vivir, es cuestión de responsabilidad. El programa de radio Nación Marica es totalmente autogestionado y se lo realiza a puro pulmón, quizá por eso ha subsistido en el tiempo ya que van siete años desde que iniciamos. Claro que esto no hubiera sido posible sin la colaboración de la escuela de radio “La voz de mi deseo” de Radio Deseo 103.3 FM, donde nos iniciamos, ni tampoco Radio Fejuve 87.5 FM y, ahora, Radio Líder 97.0 FM. Por otro lado, tratamos de no perder el norte, pensar el programa como una mesa de discusión donde nadie tiene la verdad absoluta, donde deben imponerse los argumentos en un encuentro horizontal y en absoluto respeto. Por ello no pertenecemos a ninguna instancia del movimiento TLGB de Bolivia, no hablamos por ellos y tampoco tenemos que dar cuenta de nuestra agenda o del enfoque que le damos a nuestros programas. Tratamos de ser responsables con la audiencia, mantenernos independientes.

— El movimiento tiene una nueva publicación: Gay discreto busca hetero curioso.

— El libro es una investigación en formato crónica literaria – periodística y fotorreportaje. Parte de una pregunta sobre el ¿cómo habita el homosexual la ciudad?, y a lo largo de las cinco crónicas exploramos los imaginarios de ciudad, deseo, placer y marginalidad que convoca la homosexualidad. Las crónicas relatan búsquedas infructuosas e historias de amores siempre truncos situadas en espacios marginales de la ciudad que se asumen de ese modo porque la heteronorma los va desplazando. Por otro lado, el libro responde a una pregunta sobre el ambiente homosexual, pero un ambiente sin licencia homosexual más allá del deseo que circula y habita los baños públicos, los cines porno, alojamientos clandestinos, etc. Un callejear la ciudad en busca de sexo al paso o “lo que se dé” con tal de sobrellevar la soledad marica, en el cuerpo y desde el cuerpo, al que está destinado el maricón promedio de la ciudad. Asimismo, el libro es una crítica a las formas heteronormadas de las relaciones afectivo-amor-sexuales de los maricones, una crítica a las formas del gay discreto que simula una masculinidad casi heterosexual para lograr mojar siquiera los labios. Esas formas que violentan a la loca, que no tiene chance en un ningún espacio, porque la imagen del discreto o heterocurioso se impone fuertemente como mensaje misógino-homosexual que ha tomado el ambiente, también.

Pérfil:

Nombre: Édgar Soliz Guzmán

Nació en: Oruro, 1984

  • Escritor

Escribe poesía, cuento y crónica de tema homoerótico. Obtuvo menciones en el XL Concurso Municipal Franz Tamayo (2013-2015) y en el II Concurso Municipal de Poesía Edmundo Camargo (2014). Ganó el segundo lugar en el XLIV Concurso Municipal de Literatura Franz Tamayo en poesía en 2017 con Sarcoma. Su libro Eucaristicón ha sido seleccionado entre los 13 finalistas del Festival Internacional de la Lira (Cuenca-Ecuador, 2017). Produce y conduce, con Movimiento Maricas Bolivia, el programa de radio Nación Marica de Radio Líder 97.0 FM.

Comparte y opina:

Historias que migran: La vida de venezolanos en Bolivia

Las vivencias de 19 migrantes se pueden apreciar a través de una muestra fotográfica que se exhibe en La Paz y Santa Cruz

/ 25 de junio de 2023 / 06:38

El año 2021 perdí a mi padre cuando enfermó de COVID-19, No pude ir a darle el último adiós. Fue allí cuando decidí luchar para poder traer a mi madre a mi lado. No quiero perderla. Mi sueño y deseo es tenerla a mi lado”, relata Oswaldo. En su fotografía se ve al autor sentado en la cama junto a la ventana: unos globos detrás dicen “Te amo”. 

Oswaldo es uno de los 19 participantes de nacionalidad venezolana que conforman la exposición fotográfica del taller Historias Que Migran, que se exhibirá en La Paz en Casa Prado 1615 (El Prado) hasta el 30 de junio y en Santa Cruz, en Manzana 1, hasta el 30 de agosto.

Este taller de fotografía se ha realizado dentro del marco de A Través de Mis Ojos, proyecto social-cultural que pretende ser una plataforma que busca la reflexión grupal a través del método de la fotografía participativa, explica Carolina Moyano, una de las coordinadoras de esta iniciativa. Se trata de ofrecer un espacio para que grupos vulnerables puedan expresar y representar su realidad al mundo exterior a través de la imagen. 

En La Paz, la muestra puede verse en Casa Prado 1615 (El Prado), hasta el 30 de junio.
En La Paz, la muestra puede verse en Casa Prado 1615 (El Prado), hasta el 30 de junio.

En el taller se trabajó con migrantes venezolanos situados en La Paz y Santa Cruz. Estos construyeron y comunicaron sus vivencias a través de fotografías tomadas por ellos mismos con un celular. Se realizaron dos capacitaciones, una teórica y la otra práctica, en las que los participantes recibieron conocimientos sobre cómo tomar fotografías que cuenten historias. En estas imágenes, ellos se representaron hacia el mundo exterior desde sus vivencias en esta fase de su vida como migrantes, como personas que se desplazan hacia diferentes territorios en la búsqueda de mejores condiciones de vida. 

“Después de tantos días duros en un semáforo vendiendo golosinas logré volver a hacer lo que me gusta, trabajar para la belleza”, expresa Milagros en una imagen. “Esa foto me hace recordar muchas cosas. Me hace recordar cuando salí de Venezuela, cuando nos sentábamos a tomar el café juntos y los diciembres cuando nos reuníamos. El día que me vine a Bolivia todos vinieron a despedirse”, comenta Micaela mostrando una tom,a familiar en un celular. “Todo valió la pena, cada lágrima, cada esfuerzo. Y así, cuatro años después ya tengo un horno industrial, mi emprendimiento es reconocido por venezolanos y espero que llegue a más bolivianos”, se ufana Naylmary en una imagen en que trabajauna masa.

La exposición enseña los resultados del trabajo que realizaron estos migrantes en La Paz y Santa Cruz, tanto de exploración como también de exteriorización. A través de sus fotografías reflejaron un pedazo de su historia como seres humanos resilientes y luchadores en busca de oportunidades para una vida digna. 

Las capacitaciones estuvieron a cargo de Lesly Moyano y Álvaro Gumucio, con la dirección del fotoperiodista Patricio Crooker. La edición y curaduría de los ensayos la hizo Crooker, con el apoyo de Moyano y Gumucio. La coordinación general del proyecto fue responsabilidad de Anahí Aguilar y Carolina Moyano.

También puede leer: ‘Retratos naturales’ en la Biblioteca

“Extraño todo y a la vez agradezco todo lo aprendido. Soy feliz, ¿sabes? Migrar es aprender”, concluye Ximena en una imagen en que está sentada en una gradas. 

El Proyecto se realizó con el apoyo de la Embajada de Estados Unidos de América, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Fundación Equipo Solidario, la organización Solidaridad Activa Bolivia y la Casa de Acogida Cardenal Julio Terraza. 

Texto: Miguel vargas

Fotos: taller Historias Que Migran

En Santa Cruz

En Santa Cruz, las imágenes se exhiben en el espacio de arte Manzana 1.

.

Comparte y opina:

Cuentos breves contra el racismo

Alejandro Numbela, Alicia Hurtado y Oriana de Alencar Villarroel ganaron el concurso del Banco Mundial

Por Miguel Vargas

/ 25 de junio de 2023 / 06:18

Liliana Colanzi, Mauricio Murillo y Rodrigo Urquiola son los escritores que conformaron el jurado del II Concurso de Microcuentos «Mi alma no tiene color, una vida libre de racismo«, auspiciado por la oficina del Banco Mundial en Bolivia. Todavía somos bronce, Los sin tierra e Itagué Dosape-Ayoré son los tres microcuentos que obtuvieron el primer lugar en las categorías adolescentes, jóvenes y adultos, respectivamente, y que se publican en exclusiva hoy en ESCAPE. 

Nueve microcuentos destacaron entre los 995 enviados por concursantes de entre 13 y 87 años de edad, informó la entidad internacional. Los otros ganadores son: Rebeca Borda Hurtado, Emilia Villarreal Rosquellas, Ramiro Araoz de la Torre, Henrry Cucho Quispe, Fadrique Iglesias Mendizábal y Sergio Velasco García.

Las obras se traducirán al aymara, quechua, guaraní e inglés. Los adolescentes premiados recibirán un lote de libros y material de escritorio equivalentes a Bs 2.500, Bs 2.000 y Bs 1.500,. Los ganadores de los tres primeros sitiales de las categorías B y C recibirán Bs 3.500, Bs 2.500 y Bs 1.500, respectivamente. Además se publicará una antología con los cinco microcuentos semifinalistas de cada categoría.

ITAGUÉ DOSAPE, AYORÉ 

En una de sus largas caminatas, Itagué Dosape se encontró con una gran planta de garabatá. Siempre que se adentraba en el monte, iba acompañada de varios animales y caminaba bajo el arcoíris. Comenzó a escarbar para sacar la planta y llevársela a su comunidad. Los tatuses de ojos tristes y los osos hormigueros hambrientos la ayudaban escarbando la tierra alrededor de la dajudie. Mientras tanto, la planta se hacía cada vez más grande y su raíz más profunda. Se preguntó, rascándose la cabeza, cuál había sido la última vez que cosechó una mata tan grande. Sus hojas servirían para hacer varios bolsos. El hilo lo teñiría con paquío o con cáscara de ajunao y raíz amarilla. Ella ya sabía hilar y torcer la fibra, ahora estaba aprendiendo a tejer los bolsos. Ya era una niña grande.

De más grande ya no sería una “bárbara”, como le decían los niños cojñone cuando la veían en la puerta de la iglesia vendiendo sus collares. Tendría una casa en el pueblo, comería mucho y tendría mucha fruta en su lote para sus animales. 

Una vez, un hombre le había gritado “marginal” cuando casi la atropella con su moto. Sintió que esa era una palabra fea, aunque no sabía muy bien lo que quería decir. Ese día se puso tan enojada que terminó rompiendo una pequeña calabaza que estaba adornando. “Marginal”, le retumbaba en la cabeza. Lo había dicho con tanta rabia que seguramente era un insulto, como cuando ella reteaba a su perro y este se agachaba escondiendo su hocico. Pero ella no se iba a agachar ni esconder. Solo que cada vez que se acordaba de ese hombre, le daban ganas de suncharlo con una rama.

Ya era de tarde cuando terminó de escarbar la raíz. Colgó la planta en su mochila para llevarla a casa. Los tatuses marchaban alegres a su lado, junto con los osos hormigueros que ya tenían sus panzas llenas de abundante comida. También llevaban lo recolectado ese día: plumas coloridas, raíces y semillas que iban cayendo de su bolso con la esperanza de convertirse en grandes árboles.

De camino al pueblo, se encontró con los demás niños pescando en el río, más allá a las mujeres tejiendo los símbolos de su cultura en los utebetai y los peyé, mientras los hombres alegres y sonrientes se preparaban para la caza tallando sus flechas. Ella no era “marginal”, lo que sea que eso significase. Todos ellos eran persona, eran ayoré.

Oriana de Alencar Villarroel (45 años, La Paz)

LOS SIN TIERRA

Nací y moriré aquí”, me dijo mi padre desde que puedo recordar. Él era idéntico a mí y yo a él, como todos en mi comunidad. Nos llaman guarayos, pero somos ayoréode. A ellos no les importa saber, ni conocernos. Nos desprecian.

Visten diferente a nosotros y parecen de otro planeta, no importa si su piel es más o menos oscura que la nuestra; de todas formas, nos miran desde arriba. Ellos arrebatan, entran en los bosques y proclaman que esa tierra les pertenece, quieren tumbar los árboles y traer ganado. Mi madre dice que la naturaleza siente, pero ellos nunca entienden.

Mi familia siempre ha tenido que escapar. Primero huimos de los que llegaban envueltos en metal y decían que nos habían descubierto. Nos introducimos en la llanura y los perdimos, creíamos que estábamos a salvo pero volvieron, esta vez con máquinas gigantes que perforaban la tierra y secaban la vida. Tuvimos que crecer alrededor. Vi a los pájaros aprender a volar, a las urinas caminar por primera vez, eso no tiene ningún valor para ellos.

“No se integran”, nos dicen, pero nadie se toma el momento de aprender nuestra cultura. Les molesta nuestro acento y nuestra forma de vivir.

Así que supongo que por eso lo hicieron, porque odian lo que no conocen, así que decidieron terminarlo. Una noche hubo un humo espeso que rodeó todo el bosque. Cuando salimos, el verde se tiñó de rojo, los animales aullaban de dolor, y recordé lo que ellos llaman infierno.

Mi abuelo dijo que cuando intentaron cambiarlo le hablaron del cielo y del infierno, del mal y del bien. Le leyeron un libro que hablaba de hombres que con sus palabras separaban el mar y convertían las piedras en pan. La historia que mi abuelito más repetía era la del hombre que encontró una tierra para su pueblo, porque él creía que ese era nuestro destino.

Si uno era bueno, le pasaban cosas buenas, eso decían, pero esa noche supe que las cosas malas te pasaban si no obedecías a los que tenían el poder.

Tuvimos que dejar todo atrás y volver a escapar. Mi padre no tuvo fuerzas, así que se quedó a cumplir su promesa.

Y, mientras las llamas del fuego consumían todo a nuestro paso, me preguntaba si algún día encontraríamos nuestra tierra prometida…

Alicia Camelia Hurtado Rivera, (22 años, Santa Cruz)

TODAVÍA SOMOS DE BRONCE

Una porquería este cole, así no era cuando estaba en el fiscal. Yo no era el más capo, pero nadie me molestaba. Al menos ahí, si tenías algún problema, sacada de mugre nomás era, ahora no puedo ni mirarles a estos changos. El Matisito me cae bien, pero el Roberto no para de hinchar con lo del color de mi piel. El otro día, en el partido contra el “C”, ese burro y su grupo no paraban de hacer como monos. Todo el rato joden con sus apodos horribles: Carbón, Batón, Túpac, Nigga, Indio o Animal. Anteayer ya estaba pensando en ponerle en su lugar a ese opa y justo cuando le iba a partir el hocico llega el guardia y me ve. ¡Qué desgracia! Pasado mi jefa va a venir hablar con el director, espero que no me boten. 

Ya hemos salido de la reunión. No sabía que este director era un cobarde, le he dicho todo lo que me hacían esos tipos. “Me insultan, me escupen, alguna vez hasta me han intentado robar”, pero nada, se le cuaja porque el tío del Roberto trabaja en el SEDUCA, así que cualquier chistecito lo sacan. Él nos dijo que ya no estaba el antiguo director por “incompetente”, pero todos sabemos que ha entrado por muñeca. Al final, le valió lo que le dijimos y le amenazó a mi mamá, con una cara de asco mirando su pollera: “Si su hijo comete una falta más ante esta institución perderá la beca, lo expulsaremos y me encargaré personalmente de que no vuelva a entrar a ningún colegio privado”, gritó ese perro. Me hubiera lanzado a su cuello si mi mamita no se ponía a llorar. La abracé y nos fuimos.

También puede leer: Historia de un torso

Esta mañana han venido los de Mochila Segura. En vez de estar por mi casa, donde matan, esos flojonazos están aquí fregando para ver si tenemos droga, cuchillos o tragos. Como si fuéramos maleantes nos han tratado. A todo medio morenito como yo hasta las tripas nos han revisado, faltaba que nos metan el dedo por donde ya saben nomás para que vean que no hay nada. Uuuta, pero a los choquitos ni el celular les han pedido, solo abrieron su cierre unos dos minutos y listo, se iba el paco.

Al menos los profes, aunque sea un poquito, me quieren. Soy medio corchito, así que por ahí no va la cosa. En los recreos veo al guardia que se queda como muñeco cuando me quieren pegar. Apenas empujo para defenderme y ya aparece encima. El director está ahí wacheando, al tonto se hace mientras ve pasar todo, pero el martes ya no aguanté. Me estaba acostumbrando a no hacerles caso, se dieron cuenta pues y me decían cada vez huevadas más fuertes, hasta que lo escucho decir al Llanos: “Tu mamá es una chola hedionda”. Sé que el guardia miraba; aun así, cerré mi mano, me di la vuelta y le encajé uno que se va a acordar toda su vida.

Alejandro Enrique Numbela Rodríguez (17 años, Cochabamba)

Texto: Miguel Vargas

Ilustraciones: Adriana Garcia Herbas

Temas Relacionados

Comparte y opina:

‘Retratos naturales’ en la Biblioteca

Belleza natural

Por Miguel Vargas

/ 18 de junio de 2023 / 06:47

Si los libros nos llevan a viajar por el mundo y el pensamiento humano, las fotografías dan un respiro de naturaleza en la Biblioteca Municipal de La Paz (Plaza del Estudiante), donde una exposición del trabajo de Joel Arancibia Coca, que permanecerá abierta al público hasta el 30 de junio, ofrece imágenes de paisajes, flora y fauna.

Retratos naturales-La armonía invisible de la naturaleza es una muestra fotográfica dedicada a la naturaleza y al medio ambiente. “Recibí la invitación para hacer esta muestra en la Biblioteca Municipal  dedicada al Día Mundial del Medio Ambiente (5 de Junio), y acepté entusiasmado”. Más que buscar fotografías de lugares contaminados, deforestados o donde se muestren las consecuencias del cambio climático, se concentró en elegir paisajes, animales, plantas y los bellos paisajes que ha encontrado en sus viajes entre 2021 y 2022: bastaba detenerse para observar.

Fotos: Joel Arancibia

“Mi intención es que al ver mis fotografías la gente pueda apreciar esa estética perfecta que tiene la naturaleza, y que también sirva como un recordatorio de lo que tenemos que proteger y preservar de nuestro medio ambiente, porque queramos o no, todos somos responsables de este. Además, es una buena forma de animarnos a salir y conectar con esta naturaleza” explica el fotógrafo.

El día de apertura hubo una concurrencia masiva. Ya mientras acomodaban las fotografías la gente estaba interesada en las imágenes. “La gente se paraba a observar y a preguntar algunos detalles de las fotos, como la ubicación del contenido en la fotografía, entre otras cosas. Yo con gusto respondía y empezábamos charlas agradables alrededor de la imagen. Me hicieron muchos cumplidos y comentarios lindos que llenaron mi corazón de motivación para nunca dejar de hacer esto”.

También puede leer: Una ética de la actuación en las obras del AltoTeatro

Animales silvestres y domésticos, así como flora y paisajes del altiplan, valles y yungas forman parte de la exposición, que ofrece desde coloridos detalles hasta majestuosas panorámicas. “Además ha sido un lindo día con mis hermanos que estaban presentes, además de amigos, amigas, el equipo de la biblioteca y toda la gente que de ha detenido a ver la muestra”.

Retratos naturales

Texto: Miguel Vargas

Fotos: Joel Arancibia

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Las imágenes de la fiesta del teatro en Santa Cruz

El 21 de abril se inició la decimotercera versión del festival cruceño, que tuvo la participación de 45 elencos que ofrecieron 63 presentaciones

/ 30 de abril de 2023 / 06:46

La pandemia fue un golpe muy duro para las tablas nacionales. Por eso, en un gesto reflexivo, el XIII Festival Internacional de Teatro de Santa Cruz de la Sierra decidió levantarse por lo alto, con una pieza en que confluye el pasado con el futuro: un mapping proyectado en el frontis de la Casa de la Cultura Raúl Otero Reiche en el que se relata la evolución histórica del arte escénico en el mundo, con énfasis en esta región. 

Dramatis Personae es el nombre de la puesta en escena de la Asociación de Actores y Actrices de Santa Cruz (Asadcruz), bajo la dirección de Carlos Ureña, y Cíclope Studio con la que se inició el evento bianual organizado por la Asociación Pro Arte y Cultura (APAC). El evento tuvo 86 presentaciones a cargo de 250 artistas, 100 técnicos y más de 20 sedes en la ciudad.

Óscar Diego Leaño es el director artístico del festival. Su propuesta en primera instancia fue la de reunir tanto a los teatristas entre sí como a los espectadores con los diferentes escenarios. Volver a la esencia del teatro: estar presentes. 

“En términos artísticos se está cumpliendo: hemos ofrecido un festival de teatro para todos. La idea era tener una serie de propuestas que sirvieran para enriquecer tanto la vivencia de la gente que hace teatro como la del público. Es por eso que hemos tenido desde danza teatro hasta teatro costumbrista y clásico; incluso con propuestas muy especializadas, como teatro pensado para la primera infancia. Si uno revisa con detalle cada obra, se va a encontrar con que ninguna se parece a otra; de esta forma, el espectro que tengas, ya sea como artista o como público, se verá ampliado”, explica el gestor.

‘Príncipe’, de El Maticadero.zq: ‘Príncipe’, de El Maticadero.

Arriba: ‘Roomtobe’, de Burka Teatro Internacional (España).

Las propuestas presentadas en este festival se caracterizaron por cubrir diferentes géneros.

Una obra en un puente, al que se llega en motocicletas, o una pieza infantil, pensada para las calles, atrajo nuevos públicos.

.

.

La variedad de piezas ha sido un punto fuerte. Por ejemplo, Hasta pronto Santa Cruz, obra de Tucura Cunumi, combinó teatro tradicional con música: es la historia de una joven (Yovinca Arredondo) que está a punto de dejar la ciudad, pero que la reconstruye en su mente junto a un solitario trasnochador (Yovinca Arredondo y Zoran Vranjican) que con su guitarra revive temas emblemáticos.

También estuvo presente como género en crecimiento el Stand Up, con su sede por excelencia en la ciudad de los anillos: La Tuja. Figuras como Pablo Osorio, Saúl Montaño, Chichi Kim, Ariel Vargas, Anni Daher, Rafa Canedo, Alejandra Medrano, o Matole congregaron al público que sigue el género. “Es muy importante que la gente pueda disfrutar de estas instancias, ampliar sus universos artísticos”.

Esta búsqueda de nuevos públicos ha implicado también nuevos espacios. “Tuvimos funciones tanto en salas convencionales así como en lugares que rompen con la concepción de espacio escénico”, agrega Leaño. Eso es justo lo que pasó con Dos vidas. Zwei Leben, una obra sobre amistad y realidades sociales diferentes. La producción de la compañía suiza KLARA Theaterproduktionen y la Escuela Nacional de Teatro, en coproducción con Goethe-Institut (Internationaler Koproduktionsfonds), Goethe Zentrum SC, Münchner Kammerspiele, Kaserne Basel y Ballhaus Ost Berlin, se realizó en el puente ubicado frente al Swissotel, donde termina el Canal Isuto. Parte del público llegó en 50 motocicletas que partieron desde el Centro de la Cultura Plurinacional.

¿Cómo respondió el público a estas sugerencias? La respuesta ha sido diversa, apunta Leaño. Hay piezas clásicas que han tenido muy buena recepción por parte del público en general, pero que no han convencido a los especializados, y viceversa. Eso sí, el apoyo ha sido permanente y se ha visto favorecido por obras que, por ejemplo, se han dirigido a un público familiar y se han realizado en espacios más democráticos, como la calle.  

Fotos: Apac – Souzainfantas

Un festival sirve también para afianzar los lazos entre teatristas. Aparte de diferentes talleres y encuentros con programadores, APAC reconoció la trayectoria de la actriz, directora y dramaturga Lorena Sugier, el trabajo del desaparecido gestor cultural, director y actor Ubaldo Nallar y el apoyo a la promoción de la educación y la cultura de Fundación Solydes. A ellos se les entregó el Premio Marcelo Araúz Lavadenz. “Lorena Sugier es una artista emblemática en el teatro, el cine y la televisión; Ubaldo Nallar dejó huella y un legado que hubiésemos querido reconocer cuando estaba vivo, pero lamentablemente él se fue muy pronto; la Fundación Solydes nos ha apoyado en los momentos más difíciles y hacen que nuestro trabajo continúe”, expresó Percy Áñez Castedo, presidente del directorio de APAC.

También puede leer: La China Morena en el MoMA de Nueva York

“Este festival nos ha servido para reflexionar: la gente había dejado de asistir a los espectáculos presenciales y este festival ha significado un reencuentro. Lo mismo para la gente de teatro, ha sido fantástico volver a comer con todos los colegas, después de no vernos durante cuatro años; nos encontramos y nos reímos. Hubo compañías que desaparecieron en este tiempo y que se volvieron a encontrar con el público”, agrega Leaño.

El telón se ha cerrado, pero el hambre de nuevas propuestas en las tablas se ha vuelto a encender en Santa Cruz.

Texto: Miguel Vargas

Fotos: Apac – Souzainfantas

Comparte y opina:

Las estrellas del Salón Internacional del Automóvil

En su séptima edición, el evento reúne por cinco días en La Paz las mejores ofertas del ramo

Por Miguel Vargas

/ 23 de abril de 2023 / 06:45

En su séptima edición, el Salón Internacional del Automóvil (SIA) 2023 se ha consolidado como el evento automotriz más importante de la ciudad de La Paz, con un impresionante despliegue en el Campo Ferial Chuquiago Marka de Següencoma en el que se han ocupado dos pabellones con más de 50 marcas automotrices, además de la participación de entidades financieras dispuestas a ayudar al visitante a encontrar el coche de sus sueños.

Desde lanzamientos exclusivos, la presentación de modelos nuevos y la oferta de seguros y reaseguros para vehículos, hasta una pista de karting y plaza de comidas,  del 19 al 23 de abril la población paceña pudo descubrir las más importantes ofertas  en este rubro. En esta línea, ESCAPE destaca las novedades más interesantes que  ha encontrado en este evento.

Nibol presenta la línea FOTON

38 años de experiencia destacan en la propuesta de Nibol Ltda, que presentó  la nueva Línea Premium de FOTON, una gran alternativa en vehículos confiables y de alto rendimiento, revolucionando los segmentos de camiones, mini trucks y camionetas en el país.

Camioneta. La Tunland-E tiene un motor Mitsubishi de 2.4 litros y una suspensión delantera tipo McPherson. Fotos: Nissan, Foton, Batebol

Entre las opciones está la camioneta Tunland-E, que cuenta con un motor Mitsubishi de 2.4 litros suspensión delantera tipo McPherson y muelles en la parte trasera que soportan hasta una tonelada. Tiene dos bolsas de aire, asientos y detalles forrados en eco-cuero, controles en el volante, pantalla touch de 10 pulgadas, cámara de retro, conexión Android auto/ Apple carplay y aire acondicionado.

También se exhibe camiones utilitarios Truck Mate de 1.5 tn y  2 tn, que vienen en cuatro versiones según la necesidad del comerciante. Destaca la que tiene furgón cerrado y puertas tipo “ala de gaviota”: laterales y que abren hacia arriba.

En la nueva línea Premium de Foton están los modelos Auman EST, configurados para el transporte de mediana y larga distancia. Esta línea reúne a los mejores fabricantes de componentes del mundo: la marca americana de motores Cummins, la alemana de transmisiones ZF, sistemas de frenos Wabco y sistemas eléctricos Bosh, entre otros.

Las innovaciones de Nissan

Nissan está  en la planta baja del Pabellón Amarillo del Campo Ferial Chuquiago Marka con las actualizaciones de los modelos March, Versa, Sentra, Kicks, Frontier, Patrol V8 y la nueva Nissan X-Trail. Los clientes que accedan a un cero kilómetros durante el evento tendrán un bono de hasta $us 1.200 que podrá, a elección, incluir mantenimientos, seguro vehicular y/o accesorios originales.

La oferta de Nissan abarca desde vehículos compactos, como el nuevo March, hasta SUV de gran tamaño, potencia y lujo, como la Patrol V8. “Nuestra línea no solo se ha renovado modificando el diseño exterior de los vehículos, sino que hoy cada modelo de nuestra línea cuenta con paquetes de seguridad y tecnologías para que nuestros clientes puedan trasladarse con más confianza”, dijo Omar Goossens, gerente nacional de Marketing de Nissan. 

NIBOL. La línea premium FOTON incluye camiones, mini trucks y camionetas.
NIBOL. La línea premium FOTON incluye camiones, mini trucks y camionetas. Foto. Nissan, Foton, Batebol

¿Se busca una opción potente, pero de fácil maniobrabilidad por la ciudad? El Nissan March cuenta con Control Dinámico Vehicular (VDC), 6 bolsas de aire y Sistema de frenos ABS con EBD y BA. Dentro de los sedanes están el Nissan Versa, con Asistente de Ascenso en Pendiente (HSA) y 4 sensores de estacionamiento, y el Nissan Sentra, con 11 tecnologías de Nissan Intelligent Mobility, bajo un exterior y un interior de un

Vehículo de alta gama.

El nuevo Nissan Kicks agregó un set de más de 10 apoyos en la conducción y tiene un sistema de sonido de la firma Bose, para una experiencia de sonido envolvente.

Te puede interesar: 23/Modelo para armar (una/otra escuela de espectadores)

También destacan: La nueva Frontier con alternativas con tracción trasera 4×2 y dos opciones 4×4, la Frontier PRO-4X, la Patrol V8 (con un interior de alta gama) y la Nissan X-Trail, que ofrece en su motor mayor caballaje y torque sin sacrificar el consumo de combustible. Además tiene Control Dinámico Vehicular, Asistente de Ascenso en Pendiente, Control Crucero Inteligente, Alerta de Abandono de Carril, Corrección Inteligente de Cambio de Carril, Alerta de Punto Ciego, Alerta de Colisión Frontal, Alerta de Tráfico Cruzado y Frenado Inteligente de Emergencia.

La fuerza de Batebol

También en el SIA está una de las primeras empresas dedicadas a la fabricación y comercialización de baterías para automotrices, en el país: Batebol Ltda., Batería Bolivianas, con su producto estrella Toyo.

NISSAN. Las propuestas de la empresa combinan lujo con lo último en tecnología.
NISSAN. Las propuestas de la empresa combinan lujo con lo último en tecnología.

La fábrica cuenta con más de 50 diferentes modelos de baterías, en sus tres categorías: automotrices, solares o de tracción y de soporte (respaldo). La calidad es el sello principal: la producción se realiza bajo los lineamientos de la norma ISO 9001:2015.

La técnica especial y el cuidado que se aplica durante la elaboración de las baterías Toyo las convierte en un producto durable y resistente a las condiciones más adversas de los caminos. Su calidad ha sido ya probada en países como Perú, Paraguay, Argentina y Uruguay.

Se trata de baterías durables y que requiere un mínimo o ningún mantenimiento: la Toyo es ideal para climas tropicales, templados y fríos, pues funciona con una tecnología innovadora de rejillas reforzadas, diseñadas para optimizar el flujo de electricidad, ayudando a resistir a la corrosión y proporcionando rendimiento consistente a lo largo de la vida útil de cada batería.

Fotos: Nissan, Foton, Batebol y Motohome

La tienda multimarca Motohome exhibe en su stand las marcas UM Motors, Motomel y Suzuki

Los procesos de producción de Batebol garantizan máxima calidad.

Fotos: Nissan, Foton, Batebol y Motohome

.

.

Te puede interesar: Nissan invita a vivir el ABC del Off-Road

La casa de las motos

No todo se trata de cuatro ruedas. Motohome, la tienda multi-marca de motocicletas de la empresa Taiyo Motors presenta en el SIA lo último de las marcas UM Motos, Motomel y Suzuki.

Bajo el paraguas de UM Motos, que se caracteriza por desarrollar motocicletas con un diseño increíble a precios accesibles, se exhiben modelos como la multipropósito Max 150 RS. En la línea sport destaca la Xtreet RS 250, una moto deportiva con estilo y diseño. En la línea Renegade se proponen las  Vegas 300, Freedom 300 y Commando 250 T, motos de tipo Cruiser con diseño americano.

La destacada marca argentina Motomel presenta los modelos S2 150, Medal 170 y la Skua 150, una motocicleta multipropósito ideal para aquellos que buscan calidad y conveniencia.

Todas las motos UM y Motomel de Motohome tienen la garantía de 5.000 km o un año, respaldada por Taiyo Motors Motors y con una atención posventa en servicio técnico de motocicletas.     

Texto: Miguel Vargas

Fotos: Nissan, Foton, Batebol y Motohome

Temas Relacionados

Comparte y opina: