Sociedad

Monday 15 Apr 2024 | Actualizado a 01:31 AM

Vecinos de Las Delicias cercan el barrio para prevenir delitos

Los vecinos del barrio Las Delicias, del Distrito Municipal 2 de El Alto, en inmediaciones de la carretera a Viacha, cerraron las calles con llantas “sembradas” en la calzada y con   rejas extendidas a lo ancho de ellas con el objetivo de intentar frenar la inseguridad ciudadana.

/ 30 de abril de 2012 / 06:21

Según el “responsable de calle”, Santos Fernández, este barrio tomó estas medidas se seguridad porque era víctima de asaltos a mano armada tanto en el día como en la noche. “En un taxi blanco, en minibuses y en otro tipo de movilidades, los delincuentes siempre rondaban por aquí, y nunca se los ha logrado agarrar porque podían escapar”, explicó las motivaciones de la iniciativa.

En una de las esquinas de su calle se colocaron tres llantas, enterradas en la calzada hasta la mitad para impedir el paso de motorizados. Los mismo sucede en otras cinco calles. Los vehículos autorizados sólo pueden acceder al barrio por una calle, que si bien está sin llantas también tiene otra medida de seguridad, pues allí se instaló una reja que cruza el ancho de la vía. Para ingresar por ella, es preciso contar con una llave, que únicamente poseen los vecinos de este barrio que tienen coches.

Los habitantes de este sector de El Alto, una de las ciudades con más problemas de inseguridad, buscan de esta manera resolver el problema. En esta zona operaban al menos tres bandas de cogoteros, que asesinaban a las personas estrangulándolas para robarles, y cuyos cabecillas fueron capturados.

Censo. Otro barrio que visitó La Razón, donde también se aplican medidas desesperadas en contra de la delincuencia es Santa Rosa, en el Distrito Municipal 1, donde los habitantes de la zona realizaron un censo para detectar posibles delincuentes camuflados como vecinos.

En Las Delicias, el colocado de llantas y de rejas no fueron las únicas medidas contra la inseguridad. También se instalaron luminarias y alarmas, todo con el aporte de los vecinos, pese a que el colocado de focos es una responsabilidad de la municipalidad.  “La decisión fue asumida cuando encontramos a una chica totalmente desnuda en la calle. La botaron y seguro pensaron que la mataron , pero estaba viva. A la jovencita la habían violado, pero nadie logró ver lo que pasó porque ocurrió en la madrugada”, se lamentó Santos Fernández.

Las luminarias fueron colocadas al ingreso al barrio y las alarmas en seis puntos estratégicos de manera que se puedan escuchar en toda la zona. Estos aparatos se activan con botones instalados cada cinco viviendas, informó el presidente de este barrio, Máximo Ticona. “Si es que un vecino, que no tiene este sistema de emergencia, observa algo sospechoso debe aproximarse a una de las viviendas que sí tienen los botones o debe llamar al dueño para que conecte la alarma”, explicó sobre su funcionamiento.

Pero estos timbres no sólo se activan cuando hay sospechosos, sino habitualmente en simulacros para tener preparada a la gente. “Se han hecho (los simulacros) en varias oportunidades, esto tiene un propósito, la de actuar de manera acertada en caso de que algún delincuente sea encontrado infraganti”, comentó Ticona. A todo esto se suman los patrullajes permanentes, tanto de día como de noche, realizados por los vecinos organizados en turnos.

Pitos y petardos

Según el secretario de seguridad del sector norte de la Fejuve, Víctor Quenallata, algunas zonas alejadas del centro utilizan silbatos y petardos para alertar de la presencia de delincuentes.

La Fejuve socializa el plan de los brigadistas

La Federación de Juntas Vecinales de El Alto (Fejuve) organiza el registro de los vecinos que formarán parte de las Brigadas de Seguridad Vecinal (BSV), los cuales tendrán la misión de patrullar sus barrios en coordinación con la municipalidad y la Policía.

El secretario de Seguridad de la Fejuve del sector norte de El Alto, Víctor Quenallata, indicó que el plan de las brigadas se encuentra en etapa de socialización. “Los que integren estos grupos serán voluntarios que recibirán instrucción de la Policía, pero no percibirán sueldo alguno”. Quenallata además informó que —por el momento— se capacita y socializa el plan con los presidentes de las juntas vecinales.

“Una vez que comunique a sus bases, el presidente deberá elaborar una lista y presentarla a la Fejuve, luego éstas serán enviadas a la Alcaldía y la Policía para que esta última lleve adelante los talleres de instrucción de cómo deben actuar en casos de emergencia y ante la presencia de delincuentes”, agregó el dirigente.

La Policía anticipó que el trabajo de los brigadistas será controlar la seguridad dentro de su zona, eso incluye la propuesta de los propios vecinos de hacer un rastrillaje de los nuevos inquilinos o personas sospechosas que vivan dentro de las urbanizaciones. Este trabajó, según el comandante de la Policía Comunitaria de El Alto, teniente coronel Raúl Grandi, deberá desarrollarse en coordinación con la fuerza del orden para que los ciudadanos no se expongan a los peligros. El uniformado dijo que aguarda las nóminas.

‘Con el miedo no se puede salir ni a la esquina’

“Aquí han pasado muchos robos, incluso de día. Con el miedo no se puede, ni siquiera, salir a recoger a los niños del colegio o a la esquina. Una de las vecinas se ausentó media hora y luego se sorprendió con que le robaron su casa, lo mismo sucedió con otro vecino que sólo fue a almorzar”, recordó Justina Mamani, vecina de Las Delicias.

‘A los niños les quitan sus celulares y mochilas’

“A los niños del colegio les jalan sus mochilas, les quitan sus celulares y las niñas sufren manoseos de depravados, ha pasado en muchas oportunidades y los ancianos ya no tenemos fuerzas para defendernos, los delincuentes han osado jalar las bolsas y billeteras”, opinó Jazmín Tiñini Morales, otro vecino de Las Delicias.

‘Realizar rondas nocturnas es un esfuerzo grande’

Teófilo Sirparpa, vecino de Santa Rosa, es responsable de una de las calles. “Después de que encontraron a un cogotero en nuestro barrio tenemos mucho miedo y la gente está susceptible, hacemos rondas, recorremos las calles, pero a veces el frío vence a las personas mayores, por donde se lo vea es un esfuerzo muy grande”.

‘Apenas te descuidas te quitan el sombrero’

La proliferación de bandas delincuenciales provoca que las señoras de pollera ya no usen sombrero. “Mi madre usaba todos los días y se la veía bien, ahora nos gustaría seguir con esa tradición, usar y lucir en la calle, pero en el momento en que te pones y te descuidas te lo quitan”, comentó doña Flora, que vende en la Ceja.

Mujeres de pollera evitan usar sombreros

Sólo dos de cada diez mujeres de pollera respondieron —en un sondeo realizado en la Ceja— que aún usan sombrero; el resto no lo hace debido a la inseguridad, pues cuando lo exhiben suelen ser víctimas de robo.

Lo mismo sucede con topos, aretes e incluso mantas. “Ya no podemos usar un sombrero porque nos lo quitan, por eso llevamos uno de nylon, paja o lana, pero nunca de borsalino, excepto para fiestas, aunque en el trayecto al acontecimiento social a veces nos lo sacamos, así que sólo lo lucimos en el lugar de reunión”, dijo Rogelia Mayta, vendedora de la zona 12 de Octubre.

Estos sombreros pueden llegar a costar de 50 a 150 bolivianos los nacionales y hasta 1.200 bolivianos los confeccionados en el exterior. En las calles de la Ceja es común observar que las señoras de pollera reemplazaron su tradicional sombrero por gorras de lana, sombreros de tela con visera y hay otras que ya no usan nada sobre la cabeza para eludir a los ladrones.

Comparte y opina:

El boleto inteligente abarata el transbordo en el teleférico

El ticket no debe ser mojado, estrujado, doblado o raspado, ya que el dispositivo no reconocerá el código de respuesta rápida y el pasajero no podrá recuperar la suma invertida.

/ 12 de junio de 2018 / 14:49

Mi Teleférico lanzó ayer el Boleto Inteligente (BI), que permite a sus usuarios que no tienen tarjeta beneficiarse también con la rebaja por el uso de más de una línea. El ticket tiene un código QR (respuesta rápida) que registra las interconexiones pagadas.

El BI tiene validez de un día y el o los pasajeros no podrán superar un tiempo de transbordo “x”, que no está establecido. El código QR será reconocido por el lector de los molinetes.

El usuario debe informar sobre su destino y la cantidad de personas al llegar a las cajas. El vendedor calcula cuánto tiene que abonar y le entrega la factura y el BI.

En cada transbordo, el pasajero tiene que acercar el código QR al lector del molinete; una vez que llegue a su destino, el boleto ya no tendrá validez, explicó César Dockweiler, gerente general de la empresa Estatal de Transporte por Cable Mi Teleférico,

El ticket no debe ser mojado, estrujado, doblado o raspado, ya que el dispositivo no reconocerá el código de respuesta rápida y el pasajero no podrá recuperar la suma invertida.

Por un recorrido en la primera línea pagará Bs 3 y Bs 2 en cada transbordo. Hasta antes de ayer accedían a este descuento solo los usuarios que utilizan tarjeta y que ascendían a fines de febrero a 600.000. “Si una persona quiere ir de Irpavi (Macrodistrito Sur de La Paz) a Río Seco en El Alto usará las líneas Verde, Celeste, Blanca, Naranja, Roja y Azul, solo el primer pase (trazo Verde) le costará Bs 3; por cada interconexión con las otras cinco será de Bs 2”, explicó el directivo.

Todo el trayecto le costará solamente Bs 13; antes hubiera tenido que abonar Bs 18.

Dockweiler aclaró que el pasaje tiene que ser usado en el día  —no se lo puede guardar para otra jornada—, y en un tiempo determinado, por lo que la misma persona que va a Río Seco, por ejemplo, no podrá hacer una escala para ir a comprar a la Uyustus y retomar su viaje en la Línea Roja.

“Si alguien va en familia, puede solicitar este boleto e informar la cantidad de personas que usarán el servicio y el destino al que pretenden llegar”, recalcó.

Para evitar errores y difundir las ventajas de adquirir el BI y la forma de usarlo, brigadas de 26 jóvenes se desplazarán por las estaciones de las diferentes líneas.

Indicaciones

  1. Caja. En caja deberá indicar. El destino al que quiere llegar y si viaja solo o la cantidad de personas que lo acompañan.
  2. Corrido. No puede desviarse, hay un tiempo limitado de viaje hasta llegar a su destino final y   el BI no es válido pasado ese tiempo.
  3. Excepción. En casos en los que haya largas filas, el tiempo de llegada se extenderá automáticamente.

Comparte y opina:

El boleto inteligente abarata el transbordo en el teleférico

El ticket no debe ser mojado, estrujado, doblado o raspado, ya que el dispositivo no reconocerá el código de respuesta rápida y el pasajero no podrá recuperar la suma invertida.

/ 12 de junio de 2018 / 14:49

Mi Teleférico lanzó ayer el Boleto Inteligente (BI), que permite a sus usuarios que no tienen tarjeta beneficiarse también con la rebaja por el uso de más de una línea. El ticket tiene un código QR (respuesta rápida) que registra las interconexiones pagadas.

El BI tiene validez de un día y el o los pasajeros no podrán superar un tiempo de transbordo “x”, que no está establecido. El código QR será reconocido por el lector de los molinetes.

El usuario debe informar sobre su destino y la cantidad de personas al llegar a las cajas. El vendedor calcula cuánto tiene que abonar y le entrega la factura y el BI.

En cada transbordo, el pasajero tiene que acercar el código QR al lector del molinete; una vez que llegue a su destino, el boleto ya no tendrá validez, explicó César Dockweiler, gerente general de la empresa Estatal de Transporte por Cable Mi Teleférico,

El ticket no debe ser mojado, estrujado, doblado o raspado, ya que el dispositivo no reconocerá el código de respuesta rápida y el pasajero no podrá recuperar la suma invertida.

Por un recorrido en la primera línea pagará Bs 3 y Bs 2 en cada transbordo. Hasta antes de ayer accedían a este descuento solo los usuarios que utilizan tarjeta y que ascendían a fines de febrero a 600.000. “Si una persona quiere ir de Irpavi (Macrodistrito Sur de La Paz) a Río Seco en El Alto usará las líneas Verde, Celeste, Blanca, Naranja, Roja y Azul, solo el primer pase (trazo Verde) le costará Bs 3; por cada interconexión con las otras cinco será de Bs 2”, explicó el directivo.

Todo el trayecto le costará solamente Bs 13; antes hubiera tenido que abonar Bs 18.

Dockweiler aclaró que el pasaje tiene que ser usado en el día  —no se lo puede guardar para otra jornada—, y en un tiempo determinado, por lo que la misma persona que va a Río Seco, por ejemplo, no podrá hacer una escala para ir a comprar a la Uyustus y retomar su viaje en la Línea Roja.

“Si alguien va en familia, puede solicitar este boleto e informar la cantidad de personas que usarán el servicio y el destino al que pretenden llegar”, recalcó.

Para evitar errores y difundir las ventajas de adquirir el BI y la forma de usarlo, brigadas de 26 jóvenes se desplazarán por las estaciones de las diferentes líneas.

Indicaciones

  1. Caja. En caja deberá indicar. El destino al que quiere llegar y si viaja solo o la cantidad de personas que lo acompañan.
  2. Corrido. No puede desviarse, hay un tiempo limitado de viaje hasta llegar a su destino final y   el BI no es válido pasado ese tiempo.
  3. Excepción. En casos en los que haya largas filas, el tiempo de llegada se extenderá automáticamente.

Comparte y opina:

Heridas que no sanan; violaciones en el hogar

La mejor forma de prevenir es la información y comunicación. “Pero es difícil tomar algún recaudo del entorno, ¿dónde uno se siente más seguro?, es en la familia, con los padres”, sostuvo Núñez.

/ 10 de junio de 2018 / 19:42

De enero a fines de mayo, 271 menores de edad fueron víctimas de violación, dentro y fuera del hogar en Bolivia, según la Policía; en al menos 15 casos, madres o abuelas fueron cómplices o encubridoras, y al menos en tres, participaron de los vejámenes.

¿Qué pasa en la cabeza de estas mujeres? y ¿qué mecanismos de prevención deberían activarse en estos casos? Estas dos preguntas fueron planteadas a las psicólogas María Inés Villanueva y María Teresa Núñez, y al director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), coronel Erick Millares.

Una mujer se convierte en cómplice, coincidieron los expertos, por varios factores: miedo, dependencia emocional y económica del agresor, el ejercicio de la violencia y amenazas o una desviación por motivos que deben ser estudiados (madres que formaron “tríos” , por ejemplo).

Según Villanueva, las madres saben que el agresor es violento, lo que les genera miedo, creen que su pareja nunca haría algo así o temen las consecuencias sociales y familiares, el rechazo y repudio a ella y a toda su familia.

Otro aspecto es que la mujer considera a su hija como una rival. “Cree, que ella es la amante de su pareja, y hace de cuenta que no pasó nada, en el fondo es un conflicto emocional interno y perverso”, sostuvo Villanueva.

Núñez apuntó que hay mujeres que vienen de familias violentas, donde pudieron ser víctimas del mismo delito o de otro tipo de maltrato por sus hermanos, tíos, padres e incluso su misma progenitora. “Hay mujeres que salen a trabajar, piden al padre, a los hermanos mayores, a los primos o tíos de la víctima que ayude a cuidarlos y ocurre lo peor”.

Encuentre la información completa en la edición impresa de La Razón. (10/06/2018)

Comparte y opina:

Heridas que no sanan; violaciones en el hogar

La mejor forma de prevenir es la información y comunicación. “Pero es difícil tomar algún recaudo del entorno, ¿dónde uno se siente más seguro?, es en la familia, con los padres”, sostuvo Núñez.

/ 10 de junio de 2018 / 19:42

De enero a fines de mayo, 271 menores de edad fueron víctimas de violación, dentro y fuera del hogar en Bolivia, según la Policía; en al menos 15 casos, madres o abuelas fueron cómplices o encubridoras, y al menos en tres, participaron de los vejámenes.

¿Qué pasa en la cabeza de estas mujeres? y ¿qué mecanismos de prevención deberían activarse en estos casos? Estas dos preguntas fueron planteadas a las psicólogas María Inés Villanueva y María Teresa Núñez, y al director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), coronel Erick Millares.

Una mujer se convierte en cómplice, coincidieron los expertos, por varios factores: miedo, dependencia emocional y económica del agresor, el ejercicio de la violencia y amenazas o una desviación por motivos que deben ser estudiados (madres que formaron “tríos” , por ejemplo).

Según Villanueva, las madres saben que el agresor es violento, lo que les genera miedo, creen que su pareja nunca haría algo así o temen las consecuencias sociales y familiares, el rechazo y repudio a ella y a toda su familia.

Otro aspecto es que la mujer considera a su hija como una rival. “Cree, que ella es la amante de su pareja, y hace de cuenta que no pasó nada, en el fondo es un conflicto emocional interno y perverso”, sostuvo Villanueva.

Núñez apuntó que hay mujeres que vienen de familias violentas, donde pudieron ser víctimas del mismo delito o de otro tipo de maltrato por sus hermanos, tíos, padres e incluso su misma progenitora. “Hay mujeres que salen a trabajar, piden al padre, a los hermanos mayores, a los primos o tíos de la víctima que ayude a cuidarlos y ocurre lo peor”.

Encuentre la información completa en la edición impresa de La Razón. (10/06/2018)

Comparte y opina:

Diálogo deja a mesa técnica ver viabilidad de modificar la Ley 195 para atender pedido de la UPEA

Los representantes del Gobierno, Legislativo y del Universidad Pública de El Alto (UPEA) sostuvieron este sábado un diálogo que fue declarado en cuarto intermedio hasta contar con el resultado del trabajo de la mesa técnica

/ 9 de junio de 2018 / 22:36

Fueron un poco más de siete horas ininterrumpidas de conversaciones entre autoridades del Gobierno, Legislativo y representantes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA). Decidieron dejar a una comisión técnica el análisis de la viabilidad o no de modificar la Ley 195 de asignación de recursos de coparticipación tributaria, principal demanda de los universitarios.

La mesa técnica, que estará formada por personal del Ministerio de Economía y de la casa de estudios superiores, se reunirá a las 08.00 de este domingo. El presidente del Senado, José Alberto Gonzales, informó del acuerdo y que las conversaciones estuvieron centradas, justamente en garantizar las actividades académicas.

Instalaciones de la Vicepresidencia del Estado fueron escenario del encuentro acordado el viernes tras semanas de movilizaciones y piquetes de huelga de hambre. En una de esas movilizaciones, el 24 de mayo, perdió la vida el universitario Jonathan Quispe como resultado de un impacto de canica disparada, según la Fiscalía, por un uniformado parte del operativo de represión.

La principal demanda es modificar la Ley 195 para que se les asigne un mayor porcentaje de los recursos de coparticipación tributaria como una solución de fondo de tal manera de evitar que cada año deban iniciar protestas por un presupuestario extraordinario. El Gobierno, a diferencia del pasado, ahora expresó su disposición a discutir la viabilidad de la demanda.

“Hemos avanzado positivamente, estamos revisando el tema vinculado al presupuesto y lo que ellos piden es la modificación a la Ley 195, nosotros también ya les hemos dado nuestra postura. Nuestro desafío es garantizar los recursos a la UPEA para que pueda trabajar con absoluta normalidad”,  aseguró Gonzales en una conferencia de prensa.

Gonzales compareció ante los medios de comunicación con el rector de la UPEA, Ricardo Nogales, y el resto de delegados de la UPEA.

“Hubo un acercamiento entre el Gobierno y la UPEA, estamos analizando si se puede o no modificar la ley, y hemos ratificado las resoluciones de la asamblea Docente- estudiantil. Una vez que concluya la mesa técnica nos reuniremos para firmar los acuerdos”, explicó Nogales en las escalinatas de la Vicepresidente del Estado, donde se hizo la conferencia.

Hasta el jueves el Gobierno daba por descartada la modificación de los porcentajes de asignación definidos en Ley 195 por su complejidad y porque implicaría necesariamente restarle recursos a otros sectores. El rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Waldo Albarracín, expresó su desacuerdo con un posible ajuste en los porcentajes de redistribución.

Una vez que concluya el trabajo técnico, la comisión en pleno volverá a ser convocada para analizar el trabajo y de darse suscribir un acuerdo, en el que participaría el presidente Evo Morales de acuerdo al compromiso del Ejecutivo.

Comparte y opina: